La relajación hipnótica

“Imaginate que estas en una playa de arena solitaria. Imaginate tus pies descalzos sobre la arena. Levanta la vista i mira a tu alrededor…”

zen-stones-wallpaper2-1024x682.jpg  La relajación hipnótica es un estado de descanso en que dejamos nuestros músculos relajados e inmóviles, al tiempo que la mente se concentra y se calma. La sensación corporal que notarás es doble. En algunos momentos sentirás tu cuerpo como pesado, como pegado a la cama o sillón, pero en otros momentos lo sentirás ligero, leve, como si estuvieras sobre un colchón neumático flotando sobre el agua tranquila. Esta doble sensación es propia de los estados de relajación hipnótica superficial.

Hay muchas clases de hipnosis, yo utilizo la variante terapéutica de esta disciplina para ayudar a mi cliente a solucionar sus adicciones, miedos, fobias…o para reforzar otros tratamientos.

La hipnosis que utilizo es acompañar al cliente en una relajación muy agradable, hasta lograr estados de conciencia alterados del sueño, de forma deliberada para así poder dirigir la atención a metas especificas y concretas, donde la persona es totalmente conciente de todo lo que ocurre a su alrededor. Pero a su vez es donde el terapeuta puede dirigirse a su inconsciente de una forma respetuosa, suave y eficaz.

 

Schreibe einen Kommentar