Psicoterapia e Hipnosis Ericksoniana

Pusteblume_im_Morgentau1.jpg

Nuevas tècnicas psicológicas para la solución rápida de problemas!

“Confíe en su subconsciente.

Es una manera deliciosa de vivir,

una manera deliciosa de conseguir cosas.”

Milton M. Erickson

La Hipnosis Ericksoniana está orientada a conseguir los objetivos y la mejoría del cliente. Busca los recursos, la motivación y la positivación.

La Hipnosis Ericksoniana es un recurso utilizado con gran éxito dentro de la terapia breve ya que es mas permisiva, es decir el terapeuta le da los elementos al paciente bajo trance y este va tomando sus propias decisiones, rutas y caminos para llegar a una interpretación de la realidad que le resulta mas lógica dentro de su estructura mental. Por esto mismo es que es funcional, aún en estados de trance ligeros.

La Hipnosis Ericksoniana se puede utilizar como adjunto al tratamiento principal en prácticamente cualquier estilo de psicoterapia, facilitando el acceso a los recursos y capacidades de la persona, y el cambio de asociaciones emocionales y hábitos de conducta no deseados.

El mayor beneficio después de una sesión de Hipnosis es una sensación de bienestar, aumento del auto estima y desahogo emocional.

La Hipnosis Ericksoniana no es mas que un estado alterado de conciencia durante el cual nuestros sentidos se agudizan, tenemos acceso a nuestros archivos de memoria y ponemos nuestra atención en los procesos internos que son los que determinan nuestra conducta externa. Además durante este estado estamos más susceptibles a las sugestiones, en especial las positivas que no amenazan nuestros valores establecidos. Es esa capacidad receptiva la que el Hipnologo o hipnotista aprovecha para la reprogramación de la conducta en el individuo.

Temas de Seguridad

En las manos de un profesional competente, la hipnosis no debe presentar más riesgos que cualquier otra forma de psicoterapia. Estos riesgos podrían incluir empeorar el problema original y fluctuaciones temporales en el humor.

Contrariamente a varias obras de ficción, la hipnosis no le da al hipnotizador un poder absoluto sobre su paciente. Sin embargo, como con todas las formas de psicoterapia, el hipnologo adquiere algún poder sobre el cliente a través de la confianza del cliente; un terapeuta no ético puede abusar de esta situación.

 

Schreibe einen Kommentar